Preparados, listos… La primera entrada del Blog

Aquí estamos, con la primera entrada del blog.

Siempre que te enfrentas a una primera vez de algo, sientes un no se qué especial. Con esta primera entrada en este, mi Blog, me pasa esto.

¿Qué pretensiones tengo?

Cuando comencé con este proyecto, de web personal, tenía muy claro que una parte muy importante sería la de poder interactuar con vosotros, además de poder exponer mis inquietudes, hallazgos en libros antiguos por la Red y otra serie de materias, quería tener la posibilidad de enriquecerme con vuestros aportes y comentarios.

La mejor manera de poder conseguirlo, desde mi punto de vista, es tener un Blog dentro de lo que es mi espacio web personal.

Quizá sea tremendamente pretencioso; incluso cabe la posibilidad de que esta web y más concretamente el Blog, lo visiten mis allegados más directos o incluso ni ellos mismos. Es un riesgo que tendremos que correr.

Soy consciente que un Blog tiene muchas posibilidades creativas; pero también es cierto que absorbe un cierto tiempo, que espero pueda disponer. En mi caso será tiempo fuera del ámbito laboral, por lo que os pido un poco de paciencia conmigo.

¿Qué nos encontraremos en este Blog?

Como toda la web, este Blog tiene un carácter multidisciplinar. Lo enfocaré, principalmente, al mundo del libro antiguo (haciendo especial énfasis en los códices medievales); pero también tocaré temas de opinión, lecturas, tecnología, etc.

Vendrá determinado por las categorías.

En el apartado de tecnología, tendremos un especial tratamiento al mundo web y, entre otras cosas, os hablaré de mi experiencia (totalmente autodidacta) para poder llegar hasta donde estamos con esta web personal.

Por cierto, seguramente os preguntaréis que tiene que ver la imagen principal de esta entrada con el tema que estamos tratando. Se trata de dos páginas de mi primer Moleiro, el Apocalipsis 1313 allá por el 2006, ya sabéis un no se qué especial…

Sin más, sed bienvenidos y espero, de todo corazón, que disfrutéis de todo el contenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Comentarios de la entrada